un blog
sobre Jimdo®

7 consejos para crear tu porfolio online

Crear un portfolio con Jimdo

Si aún, como freelance, no dispones de un porfolio online con tus trabajos, necesitas montarlo urgentemente. Seguramente, después de meses de ideas y bocetos tu web aún muestra la famosa frase "en construcción". Es el momento de solucionarlo.

Incluso si te encuentras en búsqueda de empleo, montar un currículum online con tu experiencia, trabajos y enlaces a redes sociales profesionales puede ser una gran idea.

Sé que es difícil encontrar tiempo para la construcción del porfolio, yo mismo he tardado - ni me acuerdo - en hacerlo… y aún no lo doy por terminado. Pero hablamos sin duda de la mejor herramienta para mostrar a un potencial cliente de lo que eres capaz. Los website builders como Jimdo te brindan un buena oportunidad para crearlo de manera sencilla e "indolora".

Hablemos de algunos consejos que te ayudarán a definir el diseño de tu porfolio o a mejorar el que ya tienes si fuese tu caso:

1- Establece un propósito

Empieza por interioridad cuál es la razón de ser de tu negocio. Tú eres tu propio cliente, y al igual que ante cualquier otro proyecto es necesario establecer, en primer lugar, las metas: ¿Vender tus productos? ¿Mostrar tus trabajos? ¿Darte a conocer? ¿Educar a tu audiencia?

En mi caso, el propósito principal de mi porfolio es conseguir nuevos clientes, claro, pero conozco casos de amigos que se dedican al diseño gráfico donde el 90% de los contactos los obtiene gracias a redes sociales como Dribble o Behance, y usan su porfolio online más como plataforma para mostrar inquietudes, experimentos y/o educar (blog).

2- Define qué vas mostrar

El primer impulso será seguramente inclinarte por mostrar toda tu obra. Error. Este enfoque solo hace que tu mejor trabajo sea más difícil de encontrar. Tómate tu tiempo para elegir cuidadosamente las piezas adecuadas. Muestra solo los trabajos de los que estés realmente orgulloso. Después de todo, todos hemos trabajado en proyectos que no son de nuestro agrado, por lo que mejor si no abrimos esa puerta a nuevos clientes.

El criterio para seleccionar los trabajos es sencillo: solo tienes que preguntarte si se trata de un trabajo que te gustaría volver a hacer en el futuro; si la respuesta es afirmativa inclúyelo.

Procura demostrar cierta amplitud y variedad de tus trabajos, sí, pero sé selectivo. Es mejor disponer unos pocos proyectos impresionantes que decenas de ellos que, bueno, "no están mal". Antes de incluir una nueva pieza piensa cómo encaja esta en el conjunto y qué talentos o habilidades comunica.

La calidad de tu porfolio será tan buena como el peor de tus trabajos mostrados.

3- Usa imágenes llamativas junto a una historia de fondo

Ahora que tienes en mente una meta global y has definido qué trabajos formarán parte de tu porfolio toca pensar en la mejor manera de presentarlos.

El visitante prefiere una lectura rápida, por lo que debes ser capaz de exponer cada proyecto de manera que quede contextualizado desde el primer golpe de vista. Una estructura del tipo: título, párrafo resumen y material gráfico, formado por imágenes llamativas y agradables, suele ser la mejor combinación.

Asegúrate de que dicho material gráfico se encuentra en alta resolución, pues las imágenes de escasa calidad disminuyen, lógicamente, el valor del conjunto.

Si hablamos de "trabajos tangibles" (material impreso, escritos, cuadros, esculturas, etc) una buena idea es mostrar fotos del producto terminado. Pero fotos profesionales (mejor de estudio) y no fotos realizadas con mala iluminación o con el móvil (he sido testigo en más de una ocasión de este tipo de "prácticas").

Las galería de imágenes de Jimdo, gracias a sus distintas configuraciones, te permiten organizar los trabajos de manera visual y ordenada. Por ejemplo:

porfolio realizado en Jimdo
thebackpackestudio.com, porfolio realizado en Jimdo

Un punto extra sería redactar la historia detrás del trabajo acabado: el proceso, el concepto inicial, los bocetos, cómo se abordaron las necesidades, etc. Por ejemplo, en el caso de un diseñador web al que le encargan un reestudio, cumplir con los objetivos del proyecto es mucho más importante que el hecho de que el sitio sea más atractivo visualmente después de pasar por sus manos. Resáltalo.

Estos párrafos que hablan del proceso y sus características son una buena iniciativa frente a potenciales clientes y, cómo no, no deja de ser texto que contiene palabras clave (SEO). En mi caso concreto, al plantearme esta cuestión, decidí que una buena manera de mantener el porfolio actualizado, visual y que incluyese un pequeño contenido textual (en algunos casos incluso los testimonios de clientes) era usando el módulo blog de Jimdo. Cierto es que, como Jimdo Expert, lo personalicé al máximo, pero la idea es lo importante:

porfolio realizado en Jimdo
delaoweb.com

4- Elige un Diseño general simple, limpio y ordenado

Lo que en principio puede parecer lógico, en muchas ocasiones no se tiene en cuenta y se tiende a diseñar el sitio con imágenes (de baja calidad para más inri) o patrones de fondo, lo que unido a ciertas transparencias, resultan en un espacio poco apetecible de visitar.

Perseguimos que el punto focal del porfolio sean los trabajos realizados, y esto se consigue diseñando una interfaz visual sencilla y limpia, aséptica diría, lo que hará que las imágenes de las piezas destaquen por encima de todo lo demás.

Para logran un encuadre limpio de los trabajos, procura seleccionar un color de fondo plano y olvídate de los background coloridos y/o a base de imágenes. La mejor manera de resaltar una imagen es usar el blanco para el fondo; aunque habrá ocasiones donde una paleta “flat” sea la adecuada, incluso otras donde hasta el negro queda bien (y en escasas ocasiones una saturación de colores formaría parte de la imagen que el freelance desea mostrar, pero no es una solución útil para la mayoría). Nuevamente piensa qué quieres transmitir con tu web… En caso de duda, te digo desde ya que el blanco nunca falla. Recuerda que el diseño de un porfolio es un reflejo de tu personalidad. Cuídalo.

Lleva la lógica en la presentación de los trabajos. Los proyectos pueden agruparse según tipologías o familias, donde los niveles de páginas y subpáginas de Jimdo te serán de gran ayuda. Incluso pueden agruparse para mostrar una serie de habilidades concretas. No dejes nada fuera de lugar.

5- AÑADE una 'bio'

Personaliza la página "about" para contar tu punto de vista, tu propia perspectiva sobre el sector de interés. Tus comienzos, es decir, tu historia, si bien debe ser breve, no deja de ser interesante para el visitante, así como las curiosidades personales y aficiones. Se busca ser accesible y mostrar predisposición a la conversación.

Cierra la bio con una “promesa” / propuesta de valor que defina tu marca personal, que viene a ser lo que harás por tus clientes y el porqué deberían elegirte a ti en lugar de a tu competencia.

porfolio realizado en Jimdo
thebackpackestudio.com, porfolio realizado en Jimdo

6- EXTRAS

Ahora que tienes cubiertas las necesidades básicas de tu porfolio puedes considerar cualquier otro elemento distintivo que te de ventaja sobre la competencia:

  • Contacto mejorado. Un buen formulario donde se solicite toda la información necesaria para montar un presupuesto y que ponga en perspectiva tanto el presupuesto como, en su caso, los plazos de ejecución mejorará la conversación desde el principio.
  • Redes Sociales. Tanto botones que enlacen con tus perfiles sociales como otros que permitan compartir el contenido (los trabajos).
  • Blog. Un blog que se actualice con frecuente agrega valor y potencia el SEO.
  • Premios. Si dispones de distinciones o menciones es un buen momento y lugar para presumir de ellos.
  • Testimonios. Puedes pregonar tus habilidades todo lo que quieras, pero que lo hagan otros es mucho más efectivo. Pide a tus clientes una pequeña reseña que hable de cómo los ayudaste y de su experiencia al trabajar contigo. Las personas que están agradecidas por un trabajo por lo general no dudarán en darle un testimonio magnífico.

7- Actualízalo continuamente

Un porfolio es algo vivo. Si pensabas que el trabajo acaba en el punto anterior estabas equivocado. Los mejores porfolio no son estáticos. A medida que consigues nuevos y mejores trabajos debes asegurarte que estos sustituyen a los "ya no tan buenos". Y hazlo mientras estén frescos en tu mente.

Espero que estos tips te sirvan para mejorar tu porfolio o para lanzarte a quitar de una vez el cartel de "en construcción". Tienes fantásticas creaciones y muchas más que vendrán, por lo que es el momento de mostrarlas al mundo. Por mi parte es todo. Me retiro a actualizar el mío.

Diseñador y desarrollador de proyectos web

Jimdo Expert

www.jimd-oh.com Blog Feed

Vídeos responsive en Jimdo: Módulo dedicado vs Iframe (lun, 31 jul 2017)
>> Leer más

Algunas ideas para tus efectos hover en imágenes (I) (mar, 30 may 2017)
>> Leer más

Primeras impresiones sobre el nuevo blog de Jimdo (mar, 02 may 2017)
>> Leer más

Escribir comentario

Comentarios: 0

un blog
sobre Jimdo®